viernes, 2 de noviembre de 2018

Magazine El Mundo Febrero 1993, Entrevista David Bowie


"Las letras de este álbum resumen lo que he vivido durante los últimos tres años. Es uno de mis discos más personales. Un reflejo de lo que siento ahora mismo respecto al amor y las injusticias sociales. En el aspecto musical Nile me ha ayudado mucho. Creo que por fin he encontrado mi estilo, ya no voy a tener más cambios". 

"Cuando has estado durante casi treinta años saliendo todas las noches tienes suficiente energía acumulada como para no necesitar continuar trasnochando a los cuarenta y pico años". 

"Bandas como Nirvana, Pearl Jam y compañía me parece que no aportan nada. Son un auténtico timo con el que jamás estaré de acuerdo. Ellos son el ejemplo de la América más reaccionaria. Representan a la clase media conformista, que se enorgullece de ser inculta. Exaltan valores como la estupidez, la suciedad y la ignorancia absoluta. Cuando se tiene dieciocho años lo lógico es intentar aprender, tener un hambre insaciable de conocimientos, al menos así era yo. me parece lamentable que esos jóvenes se preocupen exclusivamente por lo externo. A primera vista parecen interesantes, por la pinta que tienen, pero profundizas y está todo vacío". 

"En I Know it's gonna happen someday Bowie canta como Morrissey cuando canta como David Bowie... Es una especie de broma, pero él la ha oído y le gusta; dice que le parece demasiado majestuosa, pomposa, pero que no le disgusta. Yo admiro mucho a Morrissey, me parece un magnífico letrista". 

"Ahora mismo hay un grupo inglés que se llama Suede que es uno de los más interesantes que he oído últimamente. Su música está inspirada en la de los primeros setenta, pero no es una simple copia. Cuando oí la maqueta que me enviaron antes de editar su primer single me quedé impresionado. Pensé: "es increíble, pero estos chicos están expresando ahora, en los noventa, lo que yo pensaba en los setenta". 



Pregunta: En este disco habla usted de un cambio absoluto de un cambio absoluto en su vida, se le nota más tranquilo...

Bowie: ¿Tranquilo? sí, es posible. Creo que el cambio esencial, la razón de esa quietud está en que ya no soy un obseso del trabajo o, más bien, que sigo siéndolo y consigo controlarlo. Ya no puedo pasarme días enteros encerrado, tengo que cuidar una relación. A Imán no le gustaría que viviera más en el estudio que en casa y a mí tampoco me apetece. 

Pregunta: Y ahora que sabe detenerse y conseguir tiempo libre, ¿qué hace con él?

Bowie: Soy un recién casado, ¿de verdad tengo que explicar lo que hago durante ese tiempo?... Intento estar el mayor tiempo posible con Imán. 

Pregunta: Yo me refería a si juega al tenis, colecciona sellos...

Bowie: ¡Ah era eso! Pues sí, a veces juego al tenis, pero con ella. Lo que realmente no divierte es esquiar. Hace poco estuvimos en Aspen y enseñé a Imán a esquiar, porque ella no sabe. Tiene además unas aptitudes increíbles y además es tan disciplinada, tan perseverante, que a mí me asustaba, me daba auténtica pena. Se caía una y otra vez, se hacia moratones, pero hasta que no consiguió deslizarse no paró. Es así para todo.

Pregunta: En este disco descubre sin ningún pudor sus sentimientos hacia ella. Es toda una novedad que usted se abra tan evidentemente.

Bowie: Las letras de este álbum resumen lo que he vivido durante los últimos tres años. Es uno de mis discos más personales. Un reflejo de lo que siento ahora mismo respecto al amor y las injusticias sociales. En el aspecto musical Nile me ha ayudado mucho. Creo que por fin he encontrado mi estilo, ya no voy a tener más cambios.

Pregunta: En ese estilo se incluyen bastantes giros del "house", de la música de baile; ¿suele ir a discotecas, a oír esa música?

Bowie: No, normalmente no salgo demasiado. El que me pone al día de todo lo que pasa es Nile Rodgers, el productor del disco. Cuando terminábamos la grabación él se iba toda la noche a clubs, dormía por la mañana y por la tarde volvíamos a trabajar. 

Pregunta: Una buena forma de mantener un espíritu joven...

Bowie: Yo no opino lo mismo; cuando has estado durante casi treinta años saliendo todas las noches tienes suficiente energía acumulada como para no necesitar continuar trasnochando a los cuarenta y pico años. Y te puedo asegurar que el aspecto que traía Nile al estudio algunos días no era precisamente juvenil. 

Pregunta: ¿Cree que la cultura de la droga que invado ahora el ambiente de la música "house", el éxtasis, etcétera, tienen algo que ver con la de los sesenta?

Bowie: No, yo creo que ahora la droga se usa como huida de los asuntos materiales que a la gente no les interesan. Pero en los sesenta la usábamos como una forma de autoconocimiento, y en el fondo, como una manera de rebelarnos contra el sistema. Era algo político. 


























No hay comentarios:

Publicar un comentario